>¿Viene la masculinización?

29 Abr

>

Los que ya me conocen saben que llevo unos meses investigando acerca de la masculinización en nuestros días.

Después de hablar de andróginos y el fenómeno unisex, hemos llegado al concepto final de que realmente lo que prima es la masculinización y las dos anteriores están dentro de ésta. Sin duda, somos las mujeres las que queremos parecernos a los hombres. Sobre todo, en el lado profesional, y según algunos datos, el 50% de los alumnos de los MBA son mujeres, lo que significa que en unos años cada vez habrá más directivas.
Más de uno pensará que es una pena perder lo femenino…estoy de acuerdo, pero en algunos momentos de la Historia y en esta época de crisis mundial, aparentemente es a lo que aspiramos.
Según lo que hemos podido averiguar, en épocas de crisis la moda tiende a ser más sobria y los adornos desaparecen. Además, aunque diseñadoras como Ana Locking en una de sus colecciones propusiera faldas para hombres, en mi opinión, es una tendencia que no llegará a ser moda. ¿Conocéis a algún chico que sea capaz de ponerse una para ir a trabajar? Yo no.

Una de las propuestas de Ana Locking para esta temporada

Sin embargo, las mujeres utilizamos los blazers para todo y con todo: con un minivestido, vaqueros, pantalones de vestir… ¿y los pantalones de pinzas? Siempre han sido un clásico, si no, que se lo digan a Bimba Bosé. Hace poco estuve en un concierto suyo y, por supuesto, hizo gala del estilo masculino (salvo por los taconazos que llevaba)

Bimba Bosé en un concierto el 23 de abril de 2009 en Ivory Press Art + Books

O a Yves Saint Laurent, creador del esmoquin para mujer, con su colección unisex 2009.

Imágenes de la colección Unisex 2009 de Yves Saint Laurent
Es cierto que en las tiendas todavía se ven colecciones con colores flúor y ostentosas, muy típico de los 80. Pero después de una época de esplendor y colores, suele venir otra sobria y de restricción. Éste es el caso. De hecho, la Asociación Española de Componentes para el Calzado (AEC) acordó bajar el tono de los colores en las nuevas colecciones y presentar diseños más sobrios y evitar la ostentación y el excesivo glamour.

Como conclusión, se supone que optaremos inconscientemente -y gustos hay para todo- por la sobriedad y ropa de trabajo con trajes de chaqueta, monos y colores oscuros. Aunque todo depende de nuestro ánimo. Así que, si te va este estilo, cópiate de Diane Keaton en Annie Hall.

Escena de la película Annie Hall, de Woody Allen
Anuncios

5 comentarios to “>¿Viene la masculinización?”

  1. Maria P. abril 29, 2009 a 3:09 pm #

    >En mi opinión, la masculinización de la mujer tiene que ver con el sentimiento autoimpuesto por nosotras mismas de que lo femenino es negativo, lo cursi, también, llevar faldas, etc son sintomas de debilidad. Solo una mujer vestida y actuando como un hombre parece fuerte. Me gusta como empiezas. Mucha suerte!M.Puente

  2. Nayra abril 29, 2009 a 3:19 pm #

    >Yo no creo que sea una cuestión de masculinización a secas, creo que se trata de combinar elementos típicamente masculinos e incluirlos dentro de nuestro vestuario. A lo que me refiero es a que ir como un “tío” no mola, sino que cualquiera de estos esmoquins o atuendos están combinados con algo típicamente femenino, como los tacones de Bimba, un bolso, el pelo largo o una buena dosis de maquillaje. En el fondo, las mujeres no vamos a renunciar a lo femenino NUNCA, por mucho que juguemos a disfrazarnos de hombres 🙂

  3. Martuka abril 30, 2009 a 9:59 am #

    >Podemos jugar a combinar y disfrazarnos de hombre pero nunca renunciaremos a la sensualidad femenina con algún toque de color, olor… Buscamos un complemento, un perfume, un guiño que nos haga encontrarnos sexy dentro del universo masculino

  4. learsi julio 1, 2011 a 12:41 pm #

    Felicitaciones, LAS FALDAS, Y LOS VESTIDOS CON FALDAS son las prendas mas adecuadas comodas y saludables para el hombre. La impoterncia, esterilidad, problemas de la prostata, y cancer del testiculo, estan intimamente relacionados con el uso del boxer ajustado, la costura central del pantalon, y el torniquete llamado correa o cinturon. Ninguna parte del cuerpo del hombre se magulla o maltrata mas que los genitales. La correa o cinturon genera mala irrigacion sanguinea en el abdomen y por consiguiente se produciran trastornos por deficiente irrigacion sanguinea en el aparato digestivo, el sistema urinario, el aparato repdroductor. Bienvenidas las faldas para los hombres; gracias por acabar con la tortura del pantalon. Lo mas comodo, lo mas saludable, elegante, seria que las faldas de hombre lleven cargaderas o tirantas; y sin boleritos, ni recogidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: