Una historia de amor convertida en cosmética

9 Jun

 

Érase una vez un francés enamoradísimo de una mujer japonesa. Sólo con mirarla se daba cuenta de la pureza de su cultura y la sensibilidad de su piel. Para proteger este don de la naturaleza, pensó que lo mejor era crear una marca de cosmética que reuniese la delicadeza oriental con la elegancia francesa. Así nació Evidens de Beauté.

Los productos tratan de reunir tres características muy importantes: la sensación de lujo a través de la vista, con tarros color tinta china y letras doradas. El tacto, mediante una textura suave, y un olor floral y con personalidad.

Este francés no sólo dejó en manos de los mejores perfumistas de Grasse el aroma de sus productos para piel y para el hogar con su línea de velas, una mezcla de rosa, peonía y jazmín. También viajó hasta Japón y allí visitó la Universidad de Hokkaido, donde le añadieron un toque de tecnología asiática e incluyeron el triple colágeno, para que penetrase en la piel e impulsar la generación celular.

Y como la piel japonesa hay que protegerla del sol, creó la línea de cremas solares para que la delicadeza no estuviera reñida en ningún momento con disfrutar de la vida. Eso sí, con alta costura en la piel, que no está mal. Sugerente, ¿no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: