Archive by Author

La solidaridad empieza en casa

3 Ene

Ya ha pasado la noche en que Santa Claus deja los regalos, pero todavía tenemos los Reyes Magos para pedir y regalar. Este año voy a apostar por comprar en pequeños comercios o a gente que conozco que hace cosas preciosas de mucha calidad y que necesita de nuestra ayuda para sacar su negocio adelante.

Sin duda, pienso que es muy complicado no caer en las garras de las grandes cadenas que ofrecen descuentos especiales antes de comenzar las rebajas y además, permiten al destinatario de nuestro regalo devolverlo en caso de que no le guste. ¿Pero no es más bonito hacer que la gente de nuestro alrededor tenga liquidez para poder seguir haciendo cosas preciosas todos los años?

Según algunas cifras, en mayo de 2010 el trabajo en el sector textil español cayó un 9% con respecto al año anterior. Aunque sólo sea por esto, creo que merece la pena apostar por los de nuestro alrededor, por esta razón os pongo un ejemplo de algo que podéis comprar (¡y que yo ya he hecho!). Se trata de una marca nueva que han creado Rocío y Teresa, Canden Garden, y tienen unos complementos preciosos con un acabado cuidadísimo. Yo me he hecho con unas “Juanitas”como las de la foto.

¡Ah! Que casi se me olvida… me he puesto a hacer punto y ya hay gente a la que los Reyes Magos les va a dejar unos mitones la noche del 5 de enero. Ya os iré contando.

El lado steampunk de Zarkana

17 Nov

La primera vez que oí hablar de los steampunks fue hace dos años gracias a un artículo que publicó El País. No estaba muy a la última, lo sé, pero en algún momento se tienen que aprender las cosas. Como ya sabéis, se trata de un subgénero literario que habla de historias retrofuturistas ambientadas en la segunda mitad del siglo XIX. El ambiente en el que se mueven los protagonistas de estas historias es la incipiente Revolución Industrial, los inventos locos y sus locos inventores.

Portátil cerrado estilo steampunk

Cuento todo esto porque Zarkana,  el último y apasionante espectáculo de El Circo del Sol, tiene algo de esta tendencia. Dentro de un ambiente tenebroso y romántico, cuenta con un profesor totalmente caracterizado con sus gafas de aviación retro, como llevarían los personajes de Julio Verne si hubiesen existido, que se mezcla con otros personajes vestidos con puntillas y encajes en color blanco, un poco de luz entre tanta oscuridad.

Además, la escenografía aporta elementos que recuerdan a los primeros inventos de la Revolución Industrial y de hecho, si miráis el enlace a la página del espectáculo, veréis engranajes como los que aparecen en la tapa del ordenador de la imagen. Me atrevería a asegurar además, que han visto muchas películas de Tim Burton, con personajes fantásticos que viven entre tinieblas en lugares propios de una historia retrofuturista, en el mundo que se imaginaron nuestros bisabuelos o incluso sus padres.

Lo mejor de Zarkana                                                                           

Dos momentos del espectáculo

 
Estreno de Zarkana, el último espectáculo del Circo del Sol

Todos a hacer punto

26 Sep

Los que me conocen ya saben lo que me gustan los jerséis tejidos a mano. De hecho, en invierno suelo llevar los que me hace mi madre, así como las bufandas, que son como mantas zamoranas.

Pues bien, el día que estuve en Cibeles me topé en el espacio del Ego con Alberto, que es uno de los socios de We are knitters. Gracias a él y a Pepita, tenemos a nuestro alcance lana traída de Uruguay, de la mejor calidad, suave, perfecta para el invierno. Además, que sea gruesa facilita mucho la labor, puesto que a los principiantes les costará mucho menos hacer cualquier cosa.

Y para facilitar mucho más las cosas, cada kit viene con un par de agujas y el patrón necesario para crear tanto una bufanda como un chaleco. Aunque lo ideal es dejar volar la imaginación y hacerte algo que nadie lleve, ese es el verdadero lujo de esta afición de nuestras abuelas y que ya han recuperado en NYC y París. ¿Nos veremos en el Metro de Madrid haciendo punto? Ojalá.

 

El verano que viene según Cibeles

18 Sep

Gracias a ZTE comienzo este post desde Cibeles, después de haber visto el desfile de Ailanto. Ya estuve el año pasado y tengo que decir que, al igual que la temporada pasada, esta colección también me ha fascinado. Los hermanos Muñoz se han centrado en el movimiento artístico francés Nabi para crear unos vestidos vaporosos, de colores planos y, en general, claros y luminosos, aunque han sorprendido con el dorado y el negro. Los tejidos que han utilizado son la sed en múltiples variantes y la gasa, dibujanto siluetas rectas que en muchas ocasiones recuerdan a las chicas garçon de los años 20, con un estilo cómodo pero muy femenino, que lucen puntillas y espaldas abiertas sin ningún complejo. Y qué bien me vendría un vestidito así para bailar swing.

Ailanto - Pasarela

Lemoniez, por su parte, se ha centrado en líneas muy sencillas y siluetas amplias, aunque se nota que llevan mucho patronaje detrás y que se han encajado muchas piezas con esmero. Al son de música heavy metal ha presentado una colección muy minimalista (que recuerda a los 90) para el próximo verano de colores neutros con pinceladas de azul añil, como el mar veraniego. El tejido, fresquito, popelín y tweeds de algodón acompañado de  zapatos de tacones cuadrados y puntas abiertas. Y es más, el lazo de uno de los vestidos los ha pintado Natalia Aranbarri.

Lemoniez - Pasarela

Y por último, he estado en el desfile de Amaya Arzuaga quien apuesta por el origami y lo ha convertido en el denominador común de toda la colección. No ha presentado ni una falda lisa, ni un vestido que no tenga pliegues. Tanto las faldas como los shorts se ajustan al largo mínimo que se puede llevar con escotes muy pronunciados. Ha utilizado desde punto de seda transparente para algunos vestidos con cola, como microtafetanes que otorgan consistencia a las formas de las prendas.

AA de Amaya Arzuaga - Pasarela

 

Ya estamos aquí

12 Sep

Ya estoy aquí… bueno, en realidad llevo unos días, pero me tenía que poner al día y situarme en esta nuestra ciudad, Madrid.

¡Cómo se nota que estamos empezando el curso! Las rebajas han terminado, la Fashion Night Out fue la semana pasada y todavía la resaca se nota en todos los blogs, en Cibeles están a tope con promociones como la de ZTE, los escaparates ya son de invierno, tengo la agenda llena de fiestas swingeras… ¡Ay! en el fondo me encanta volver.

Eso sí, he de decir que Turquía me ha encantado y me parece un sitio imprescindible para ir de vacaciones. Mis amigos y yo huimos de los circuitos organizados y ni cortos ni perezosos alquilamos una furgoneta para recorrer la Costa del Egeo. Allí, entre ruinas y playas paradisíacas, hemos disfrutado de esta gente maravillosa, comida deliciosa y turismo sostenible.

Pues eso, que ya estamos de vuelta pero lo bueno no ha terminado.

Descanso por vacaciones

2 Ago

Algo viejo…

12 Jul

Hace unas semanas que no hablo de bodas y ya va siendo hora. Al parecer, según la novia pato, se llevan los ramos con objetos vintage.

Ella quería que su boda fuese tan especial y tan diferente, que cada detalle tiene su sentido. Eso sí, la tradición de llevar algo nuevo, algo azul y algo viejo lo está llevando a rajatabla. Normalmente lo viejo son las joyas que lleva la novia, esos pendientes que han pasado de generación en generación y que aparecen en todas las fotos de todas las bodas de nuestras antepasadas. La que tiene una familia de rancio abolengo suele lucir una tiara de piedras preciosas.

Pero, ¿y si no tienes o simplemente no te apetece que eso sea lo viejo? Muy fácil: cortas un trozo del vestido de novia de tu madre y envuelves con él el tallo de las flores. Así de sencillo y así de bonito. De esta manera, es como si le estuviera dando la mano a su madre en el día más importante de su vida.