Tag Archives: Exposición

El fotógrafo feliz

6 Jun

Felicidad y bienestar. De hecho, aseguró en alguna ocasión que había nacido feliz y preguntaba si eso ayudaba… pues sí, sin duda. Eso es lo que me transmitió la exposición de Henri Lartigue, Un mundo flotante, que está en Caixa Forum hasta el día 19 de junio.

Vi escenas de la vida de gente contenta, encantada de vivir, que valora el momento y lo exprime al máximo. Es cierto que muchas veces no mostramos ese otro lado que nos hace sufrir, pero desde luego, me pareció una lección.

Para mí, las imágenes de Lartigue representan ese comienzo de la sociedad moderna que conocemos hoy, que disfruta del tiempo libre y le gusta hacer deporte. Una sociedad en la que la mujer ya empieza a salir (un poquito nada más) de casa y se va despojando de toda la ropa incómoda y pesada que llevaba. Es más, muchas de las imágenes son de sus amantes en bañador, disfrutando del sol de las playas francesas. ¿Quién de nosotras no se reconoce en la foto de Coco en la playa disfrutando de la la inmensidad del mar?

¡Ah! atención a su declaración: “La vida es algo maravilloso que baila, salta, vuela, ríe y pasa”, para mí ya es mi frase de cabecera. 

Anuncios

Mariano Fortuny: diseñador polifacético

24 Mar

 

Que la moda y el arte se retroalimentan mutuamente, es obvio. Pero que un pintor se haga diseñador, no es tan normal. Y menos, si tenemos en que además se dedicaba a la fotografía, la escenografía, luminotecnia o el grabado. Puede que no esté muy enterada, pero que yo sepa, tan sólo ha sido Fortuny

Su faceta de viajero le llevó a descubrir el mundo grecorromano y aplicarlo en sus diseños. De hecho, sus vestidos Delphos y sus chales Knossosdeben sus nombres a la influencia recibida de esta cultura.

El primero se trata de un vestido de seda densamente plisada, que imita al chiton jónico. En ocasiones le incluía adornos realizados con cuentas de vidrio de murano. Para rematar la inspiración griega, otras veces se ponían cintas de seda en la cintura con dibujos en oro y plata. Hace unos años se llevaron vestidos con esta forma, seguro que vuelven a aparecer. Además, diseñadores como Issey Miyake o Karl Lagerfeld han recibido sus influencias, ¿cómo no?

No sólo produjo moda. Son famosas sus lámparas metálicas de pie para interiores. Vamos, yo la pondría en mi casa.

 

Y por último… era tan moderno que no se dejó embaucar por las nuevas fibras químicas que surgían en la época: apostó por las naturales, ¿a qué vosotros cada vez veis más algodón orgánico en las camisetas y vestidos que presumen de ser 100% seda?

A continuación, un vídeo en el que se cuenta cómo se preparó la exposición en el Museo del Traje, la que sin duda os recomiendo.

 

 

París (de vuelta): Madeleine Vionnet o el arte de crear un estilo único

1 Dic

Como me prometí a mí misma, fui a la exposición dedicada a Madeleine Vionnet en el Museo de Artes Decorativas de París. Quedé maravillada con los modelos expuestos. No habría sabido cuál elegir para una fiesta, cualquiera me habría servido. Y es que, aunque fueron diseñados para mujeres de los años 30, serían válidos para cualquiera de nosotras. Lo extraño es que ahora que las estrellas de Hollywood tienden a ponerse vestidos vintage, nunca se hayan decantado por alguno de este genio.

Ya os comenté en mi anterior post que fue una pionera por muchas razones. Una que me ha llamado especialmente la atención, es que para evitar las copias, tomaba fotos de sus modelos con un número de referencia y además, dejaba su huella impresa en la etiqueta del vestido. Así, no había duda.

 

 

Y volviendo a qué modelo elegiría…pues bien, a lo mejor me quedaría con éste de gasa y efecto tie-dye, tan de moda esta temporada.

 

O con éste con estrellas en la cintura, muy naïf y muy al estilo de firmas como Hazel Hoss, ¿no os parece?

 

Aunque tampoco haría ascos a éste con lentejuelas doradas. Las mangas me parecen maravillosas y el trabajo que lleva coser una a una las lentejuelas doradas, merece toda mi admiración.

También podría creerme en la antigua Grecia y elegir éste color beige con el cinturón imitando las hojas de laurel.

 

 

Me alegro mucho de que finalmente no llegase a ser la maestra que pretendía antes de entrar en una casa de costura. Os dejo lo que pensaba ella sobre la moda: