Tag Archives: Paris

Todos a hacer punto

26 Sep

Los que me conocen ya saben lo que me gustan los jerséis tejidos a mano. De hecho, en invierno suelo llevar los que me hace mi madre, así como las bufandas, que son como mantas zamoranas.

Pues bien, el día que estuve en Cibeles me topé en el espacio del Ego con Alberto, que es uno de los socios de We are knitters. Gracias a él y a Pepita, tenemos a nuestro alcance lana traída de Uruguay, de la mejor calidad, suave, perfecta para el invierno. Además, que sea gruesa facilita mucho la labor, puesto que a los principiantes les costará mucho menos hacer cualquier cosa.

Y para facilitar mucho más las cosas, cada kit viene con un par de agujas y el patrón necesario para crear tanto una bufanda como un chaleco. Aunque lo ideal es dejar volar la imaginación y hacerte algo que nadie lleve, ese es el verdadero lujo de esta afición de nuestras abuelas y que ya han recuperado en NYC y París. ¿Nos veremos en el Metro de Madrid haciendo punto? Ojalá.

 

La naturaleza inspira los complementos

4 Abr

He estado en el Nomada Market y la conclusión que he sacado es que se siguen llevando complementos de inspiración vintage.

Es más, diría que tienen un cierto toque modernista, con inspiración en elementos de la naturaleza, con hojas y libélulas, y realizadas, en su mayoría, en color dorado.

Merry F. propone piezas con formas de diferentes animales mezclado con piedras semipreciosas. En mi opinión, tienen cierto toque modernista con la utilización de elementos de la naturaleza como las hojas (sobre todo), peces y flores. Todos los modelos son en color dorado mezclado con piedras semipreciosas.

 

 

La primera foto es del blog de la diseñadora y la segunda la he tomado yo.

Le Boudoir Vintage apuesta por ir un poquito más atrás en el tiempo y se coloca en el París de la década de los años 10 del siglo pasado, cuando, como dice en su página web, “los cafés-teatro florecen, y en el cielo se perfila, majestuosa, la Torre Eiffel”.

Pues bien, sus joyas son delicadas, con elementos antiguos como retales de encajes o piedras antiguas que te transporta a las fotografías antiguas de nuestras bisabuelas, camafeos y joyitas pequeñas llenas de detalle. Me ha gustado tanto, que me he llevado unos pendientes con la Torre Eiffel decorada con una rosa y una piedra turquesa de los años 40.

Volviendo a la naturaleza, demeniñas me ha recordado que yo alguna vez también cogí margaritas y las metí en un libro para secarlas y guardarlas. Esta firma además, las plastifica y las coloca en collares y tocados. Me han encantado porque soy fan de cualquier tipo de flor, me animan el espíritu.

 

Y por último, y no menos importante, Mar Cuyás ha introducido poquito a poco en el último año otros complementos como collares o pulseras. Yo ya la seguía porque sus tocados son todo un ejemplo de detalle y trabajo manual y sus otros complementos no se quedan atrás. Como veréis, sus nuevos colgantes también están inspirados en elementos de la naturaleza, una hoja decorada con flores, muy primaveral, ¿no?

 

 

 

Ahora me quedo con sus collares, pero para las bodas que tengo este año volveré a su taller para que me haga un tocado a juego con mis zapatos, como el año pasado.

París (de vuelta): Madeleine Vionnet o el arte de crear un estilo único

1 Dic

Como me prometí a mí misma, fui a la exposición dedicada a Madeleine Vionnet en el Museo de Artes Decorativas de París. Quedé maravillada con los modelos expuestos. No habría sabido cuál elegir para una fiesta, cualquiera me habría servido. Y es que, aunque fueron diseñados para mujeres de los años 30, serían válidos para cualquiera de nosotras. Lo extraño es que ahora que las estrellas de Hollywood tienden a ponerse vestidos vintage, nunca se hayan decantado por alguno de este genio.

Ya os comenté en mi anterior post que fue una pionera por muchas razones. Una que me ha llamado especialmente la atención, es que para evitar las copias, tomaba fotos de sus modelos con un número de referencia y además, dejaba su huella impresa en la etiqueta del vestido. Así, no había duda.

 

 

Y volviendo a qué modelo elegiría…pues bien, a lo mejor me quedaría con éste de gasa y efecto tie-dye, tan de moda esta temporada.

 

O con éste con estrellas en la cintura, muy naïf y muy al estilo de firmas como Hazel Hoss, ¿no os parece?

 

Aunque tampoco haría ascos a éste con lentejuelas doradas. Las mangas me parecen maravillosas y el trabajo que lleva coser una a una las lentejuelas doradas, merece toda mi admiración.

También podría creerme en la antigua Grecia y elegir éste color beige con el cinturón imitando las hojas de laurel.

 

 

Me alegro mucho de que finalmente no llegase a ser la maestra que pretendía antes de entrar en una casa de costura. Os dejo lo que pensaba ella sobre la moda:

 

 

París (previo)

26 Nov

París, la ciudad del amor, de la luz, de los grandes diseñadores…tiene tantas denominaciones que hay para todos los gustos. Mañana vuelvo a una de mis ciudades preferidas y estoy encantada. Voy a volver a pasear por sus calles, quedarme embelesada con su ambiente y sentir ese “nosequé” que sólo existe en la capital francesa. Voy a improvisar, a perderme por sus calles.

Tan sólo tengo un plan fijo: visitar la exposición de Madeleine Vionnet en el Museo de Artes Decorativas. Quiero ver los diseños de una de las grandes pioneras en la creación de vestidos de una sola pieza y al bies. Además de introducir fibras sintéticas por primera vez en el mundo de la moda, tenemos que agradecerle que nos librara del corsé (vamos, encima revolucionaria). Por algo creadores como Azzedine Alaïa o Yohji Yamamoto, entre otros, han confesado su admiración por ella.