Tag Archives: Punto

La solidaridad empieza en casa

3 Ene

Ya ha pasado la noche en que Santa Claus deja los regalos, pero todavía tenemos los Reyes Magos para pedir y regalar. Este año voy a apostar por comprar en pequeños comercios o a gente que conozco que hace cosas preciosas de mucha calidad y que necesita de nuestra ayuda para sacar su negocio adelante.

Sin duda, pienso que es muy complicado no caer en las garras de las grandes cadenas que ofrecen descuentos especiales antes de comenzar las rebajas y además, permiten al destinatario de nuestro regalo devolverlo en caso de que no le guste. ¿Pero no es más bonito hacer que la gente de nuestro alrededor tenga liquidez para poder seguir haciendo cosas preciosas todos los años?

Según algunas cifras, en mayo de 2010 el trabajo en el sector textil español cayó un 9% con respecto al año anterior. Aunque sólo sea por esto, creo que merece la pena apostar por los de nuestro alrededor, por esta razón os pongo un ejemplo de algo que podéis comprar (¡y que yo ya he hecho!). Se trata de una marca nueva que han creado Rocío y Teresa, Canden Garden, y tienen unos complementos preciosos con un acabado cuidadísimo. Yo me he hecho con unas “Juanitas”como las de la foto.

¡Ah! Que casi se me olvida… me he puesto a hacer punto y ya hay gente a la que los Reyes Magos les va a dejar unos mitones la noche del 5 de enero. Ya os iré contando.

Anuncios

Todos a hacer punto

26 Sep

Los que me conocen ya saben lo que me gustan los jerséis tejidos a mano. De hecho, en invierno suelo llevar los que me hace mi madre, así como las bufandas, que son como mantas zamoranas.

Pues bien, el día que estuve en Cibeles me topé en el espacio del Ego con Alberto, que es uno de los socios de We are knitters. Gracias a él y a Pepita, tenemos a nuestro alcance lana traída de Uruguay, de la mejor calidad, suave, perfecta para el invierno. Además, que sea gruesa facilita mucho la labor, puesto que a los principiantes les costará mucho menos hacer cualquier cosa.

Y para facilitar mucho más las cosas, cada kit viene con un par de agujas y el patrón necesario para crear tanto una bufanda como un chaleco. Aunque lo ideal es dejar volar la imaginación y hacerte algo que nadie lleve, ese es el verdadero lujo de esta afición de nuestras abuelas y que ya han recuperado en NYC y París. ¿Nos veremos en el Metro de Madrid haciendo punto? Ojalá.